Con los primeros días de octubre llega un jalón importante para nuestros estudiantes. Las conferencias de Padres y Maestros y las de Planificación Académica y de Carreras están llevándose a cabo en una misma semana, uniendo a las familias con nuestros maestros para ponerse al día sobre el progreso de nuestros estudiantes. Me sigue impresionando la cantidad de padres que asumen una participación activa en la vida estudiantil de sus hijos, así como su disposición de colaborar con nosotros para incrementar las probabilidades de éxito de nuestros estudiantes.

  • Durante estos últimos meses, hemos estado examinando la relación que existe entre la asistencia a clase y el éxito académico de los estudiantes. En todos los estudios hechos, las investigaciones demuestran que un fuerte factor para pronosticar el éxito en general del estudiante es la asistencia a clase consistente.
  • Los estudios demuestran que existe una correlación entre la falta de asistencia a por lo menos el 10 por ciento de las clases en el preescolar, el Kindergarten o el primer grado y una reducción en la eficiencia de la lectura en el tercer grado.
    Existe una conexión entre la incapacidad de estudiantes de tercer grado de leer al nivel de su grado y un aumento en el índice de deserción escolar en la preparatoria para esos mismos estudiantes.
  • Un año de ausentismo crónico en octavo grado o durante la preparatoria incrementa drásticamente las probabilidades de la deserción escolar de los estudiantes antes de su graduación, lo cual a su vez tiene un impacto a largo plazo en la limitación de sus oportunidades de empleo y de su potencial de ingresos.

Estudios recientes muestran que los efectos del ausentismo se extienden más allá de los estudiantes individuales y alcanzan el salón de clase. Una investigación publicada en diciembre del 2016 destaca una pérdida potencial de logros en una clase, en base al ausentismo crónico de cualquiera de sus estudiantes. Asimismo, una mayor proporción de estudiantes con ausentismo crónico en una clase puede reducir los resultados del desempeño de la clase en su totalidad tanto en lectura como en matemática.

A nivel nacional, más de 6.5 millones de estudiantes – o sea, aproximadamente uno de cada siete – perdieron por lo menos 15 días de clase en el ciclo escolar 2013-14, y una proporción significativa de las ausencias tuvo lugar en los grados de la preparatoria. Los estudiantes de Kansas están en vigésimo sexto (26) lugar a nivel nacional en ausentismo crónico, de acuerdo con los datos recopilados durante ese ciclo escolar, y las cifras del USD 253 muestran que nuestro distrito se asemeja al estado a nivel de muchos de sus grados.

Reconocemos que pueden existir toda una variedad de razones por la que los estudiantes falten a clase. Los problemas de salud o de transporte, el que estudiantes de mayor edad tengan que ayudar en el cuidado de sus hermanos menores, y las preocupaciones financieras son sólo algunas de las razones posibles de que la asistencia pueda disminuir a menudo que continúa el ciclo escolar. Entendemos la importancia de usar datos para ver cómo afecta el ausentismo a nuestros estudiantes, y el por qué los mismos faltan a clase. Además, comprendemos la necesidad de involucrar a los padres en la conversación desde el inicio mismo del proceso, debido a que la participación y el apoyo de los padres son factores vitales para asegurar que nuestros estudiantes alcancen el máximo de su potencial.

Dada la información con que contamos, es fácil ver un alto índice de asistencia a clase como uno de los pilares fundamentales de la visión educativa Los de Kansas Pueden, #KansansCan. Quisiera urgir tanto a nuestro personal como a nuestros padres a que ayuden a mantener la asistencia a clase como una prioridad a lo largo de todo el ciclo escolar. Establecer patrones consistentes de asistencia a clase desde un principio ayuda a nuestros estudiantes a prepararse al éxito más allá de la secundaria por medio de reforzar las oportunidades de aprendizaje y el desarrollo social y emocional que tienen lugar cada día en nuestros salones de clase. La asistencia a clase ayuda también a asegurar y a brindar a todos nuestros estudiantes el acceso a una educación de alta calidad desde su primera infancia, lo cual aumentará las oportunidades de éxito de nuestros estudiantes a lo largo de su carrera estudiantil, tanto en las Escuelas Públicas de Emporia como más allá de la preparatoria.
Animo a todos nosotros a reconocer que el simple hecho de asistir a clase mejora las oportunidades de éxito que pueden lograr nuestros estudiantes. Si trabajamos juntos, podremos incrementar tremendamente las oportunidades de alcanzar el éxito de nuestros estudiantes. La Asistencia Importa, #AttendanceMatters.

USD253

Pin It on Pinterest